4 de junio de 2013

Entornos Personales de Aprendizaje Vocacional (PREv)

Abogo por una visión amplia del PLE (Entornos Personales de Aprendizaje), como espacios digitales y presenciales que nos permiten adquirir conocimientos de forma rica y constante. En estos, podemos incluyamos tanto recursos de Internet (por ejemplo Redes Sociales, Blogs, Plataformas, etc), como libros (y pdf), audiovisuales, conversaciones, eventos, emprendimientos propios, experiencias emocionales y vitales, cursos desarrollo personal, etc. Destaco que lo más útil es ligar el Entorno Personal de Aprendizaje a personas referentes, que nos ayuden a aprender, es decir, a esos "sabios" presenciales y en internet, que más nos inspiran a salir de nuestra zona de confort y aprender. Las plataformas digitales y los contenidos de todo tipo nos ayudan, pero ante la saturación de pseudoconocimiento que hay en internet y de nuestras culturas, creo que es mejor ir directamente a las personas que poseen estos conocimientos.

Como base para crear nuestro PLE, necesitamos como personas (y como aprendices) tener lo más claro posible nuestra misión en la vida, nuestra vocación, nuestro sentido vital, nuestro porque, y nuestras autenticas necesidades formativas. Con esto, y con ayuda de otros referentes, podremos seleccionar de todo lo disponible, unas pocas herramientas y personas que conformaran nuestro PLE. Creo que no es cuestión de cantidad, sino de calidad en nuestro entorno diseñado. Por eso, y con estas premisas, me gusta la idea de ampliar este concepto hasta entorno personal de aprendizaje vocacional.

El PLEv crece contigo, con tu persona, y con tu marca personal. En mi propia historia, hace unos años, mi PLE digital era sobre todo mi lector de feeds RSS (primero Bloglines y luego Google Reader), luego entraron las redes sociales, y Twitter ocupo su sitio clave como localizador de estos recursos. Ahora, lo amplio con otras redes sociales y lo llevo en movilidad con Flipboard, una aplicación de movil y tablets para gestionar contenidos personalizados. Con frecuencia organizo listas en Twitter con mis personas referentes, y acondiciono Flipboard para que no tenga mucho ruido. También es clave para mi tener claro que quiero aprender en cada momento, y sobre todo el uso de Blogs personales para sintetizar mi propio conocimiento. En esto me ayuda mucho también la aplicación Evernote. Y por supuesto, como decía hace un momento, buenos libros, conversaciones, eventos, dar alguna conferencia (se aprende mucho enseñando), viajes, emociones, talleres de crecimiento,... Todo ayuda a ser humano, en un cambio constante…

Creo que la base para construir tu entorno personal de aprendizaje vocacional, puede partir de estos tres puntos:
  1. Descubrir nuestro porqué, el significado de nuestra vida, nuestro trabajo y nuestro aprendizaje. Esto enfocará nuestra PLE hacia lo que de verdad necesitamos aprender y vivir.
  2. Buscar a las personas que comparten este sentido con autenticidad. Ver donde están en internet y en la vida. Compartir con ellos. También permitir con moderación otros contagios con otra gente y redes sociales para aprendizaje invisible o sorpresivo.
  3. Empezar a compartir y enseñar lo más esencial de todo lo que voy aprendiendo, con visión de crecimiento y de síntesis, y un deseo claro de aportar al bien común.
El clarificar mi PLEv me ayuda a mejorar mi proceso de aprendizaje y mi proceso vocacional. Puedo contrastar mis fuentes y mis personas referentes con lo que es importante en mi vida. Todo se clarifica. Eso no quita para que haya aspectos invisibles de mi entorno de aprendizaje, cosas que no sea capaz de clarificar en mi ciclo de conocimiento, porque la vida es también muy subjetiva. Lo que tengo claro es que si no tengo claro mi PLEv, tiendo a la dispersión y pierdo capacidades.

Para los jóvenes estudiantes (y no tan jóvenes) es importante clarificar su propia PLEv sencilla. En base a sus motivaciones, ver que quieren aprender, donde y de quien. Sin mucha exigencia, pero darse cuenta de que a parte de Facebook o YouTube, existen otros lugares donde compartir, crear y descubrir. Una labor de acompañamiento y un mestizaje de recursos es fundamental para ellos. Tampoco importa si cambian continuamente su PLEv, pues es una etapa de ensayo y error muy potente, y que será muy útil para su vida. Ellos no tienen aun suficiente criterio y experiencia en la vida para saber como usar todos estos recursos digitales y no digitales, y para montar su Entorno de Aprendizaje. Están aprendiendo a hacerlo. Aquí es clave el ejemplo de otros jóvenes más avanzados, que los inspiren, junto con profesores referentes que ya lo hagan. El ejemplo es uno de los mayores recursos PLEv informales que tenemos.

La importancia del para qué (o el sentido) de lo que hacemos en la vida y en nuestro aprendizaje, queda visible al descubrir-construir nuestro PLEv. Quien tiene un sentido y una misión que realizar (ya sea de investigación, docencia, maternidad,...) tiene la primera parte clarificada para definir sus proyectos y encontrar sus medios y sus recursos.

La verdad de que todos somos aprendices y que incluso los profesores debemos aprender de los alumnos. Por tanto, si un profesor esta dispuesto a aprender del alumno, es más posible que este se esfuerce por compartir algo con el profesor con algún entorno común.

Algo de planificación puede ayudar en la creación de la PRE, pero no es lo único a tener en cuenta, pues puede deformar nuestro entorno de aprendizaje haciéndolo artificial y mecánico. En realidad, la PREv la siento como una red, creada en base a lo que es significativo para nosotros, y donde van cayendo joyas de conocimiento, y donde además aportamos y co-creamos con otros. Más que un plan, es un proceso en red, un descubrimiento continuo, un ser con el otro, un acto de amor, una pasión.

Por todo internet hay muchas recetas de planificación, de construir tu marca personal, de estrategia, etc. Y aunque ayuden, si no se basan en un significado y dejan espacio a lo espontáneo, creo que pueden ahogar. Porque al final, el verdadero aprendizaje ocurre fuera de la zona de comodidad, en ese espacio de sorpresa, en ese salirse de lo conocido y explorar ese otro territorio que duele y nos obliga a cambiar. Y este es otro tema, como las PLEv deberían estar al borde de la crisis continua... o como dirían otros, al borde del caos.

Por tanto, el reto no es "apuntarse" a recursos como twitter o cursos MOOCs, sin el saber aprovechar estos recursos para generar conversación, lazos, sabiduría, creaciones, y soluciones. Es decir, el construir una PREv es una labor constante de participación, inspiración y amor.

En base a todo lo expuesto por aquí, voy a compartir mi PREv o mi propio Entorno Personal de Aprendizaje vocacional. Es mi intento de reflejar una visión más amplia en cuanto a recursos formales e informales de aprendizaje, que incluya lo digital y lo presencial como un continuo vital. Parto de la idea del #Procomún, como este espacio de bien común comunitario, del que tomo la información que necesito, lo filtro, converso, creo conocimiento, lo comparto, enseño y lo acabo devolviendo mejorado al Procomún. Una idea ecológica y cíclica del conocimiento:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...